Ké Huelga Radio

Noticias del éxodo migrante - 1 y 2 de noviembre

Domingo 4 de noviembre de 2018

ÉXODO DE MIGRACIÓN LATINOAMERICANA, 01 de noviembre de 2018

Misión de Observación – Istmo Oaxaqueño

La experiencia del camino

La salida del éxodo migrante se marcó para las cinco de la madrugada, sin embargo, desde la noche anterior algunos decidieron emprender camino desde antes. Para las ocho de la mañana todavía había grupos numerosos emprendiendo la marcha sobre la carretera transístmica acompañados por organizaciones de la región. Dejaban atrás el mítico Juchitán de las Flores para enfrentarse nuevamente a los riesgos que representa caminar por esta vía del país transitada por grandes unidades de transporte, autobuses y coches a alta velocidad. Los mototaxistas organizados de Juchitán, apostados sobre la carretera, gestionaron el transporte de manera gratuita, para aproximadamente dos mil personas rezagadas, quizá por el cansancio o la desorganización. El ánimo se fortaleció al sentir el respaldo del pueblo Juchiteco que de ésta manera despedía al éxodo masivo que acampó no sólo en el territorio sino en el corazón de una ciudad que se re-construye.

Un paisaje contradictorio entre el verde germinado por las lluvias temporales y enormes ventiladores eólicos que absortan la mirada intrigada de los niños, enmarca el paso del éxodo migrante latinoamericano que continúa su cansado caminar tras días de ansiedad e incertidumbre, pero también de ánimo y de solidaridad istmeña. Diversas dinámicas se van instaurando dentro del contingente, ya se aprecia la estrategia de los más jóvenes de apresurar el paso. A la distancia de los grupos numerosos se observa cómo el éxodo se fragmenta en partes mínimas que representan un mayor riesgo para su integridad.

Bajo el sol quemante de las nueve de la mañana sobre el asfalto que lacera los pies, y con la presencia itinerante de la policía federal, familias enteras acampan en búsqueda de descanso y resguardo del calor bajo los pequeños arbustos que pueblan la carretera. exodo.matias4Llevan lo necesario, van dejando atrás lo que quizá necesiten pero que las fuerzas no les da para cargar, las carriolas se han vuelto indispensables para darles a las niñas y los niños algo de reposo. A ratos, la distancia se extendía por decenas de kilómetros y a ratos se compacta para tomar un descanso y hacer un recuento para replantearse la estrategia del viaje. Se las ingenian para moverse en autobuses, en las cajas de volteo, en bateas de camionetas, los más audaces en los guardafangos de pipas o en plataformas. A fuerza de voluntad y a falta de acompañamiento de parte de las instituciones, que hacían menos difícil tomar un medio de transporte, una gran mayoría hace el tramo enteramente a pie. Aproximadamente a la una de la tarde, los últimos hombres y algunas mujeres van ingresando a un nuevo territorio: la zona norte del Istmo oaxaqueño, con su clima fresco y abundante vegetación.

La llegada

En su vigésimo día de caminar y luego de su sorpresivo viraje, el Éxodo centroamericano arriba a Matías Romero, ciudad hija del ferrocarril ubicada en el corazón del Istmo de Tehuantepec y cuna del movimiento ferrocarrilero que hace 60 años cimbró las estructuras sociales de nuestro país. Con el sol a plomo y la humedad propia de esta micro-región, la gente arriba a un campo de futbol, lugar designado por las autoridades municipales para su breve estancia.

La diversidad biológica y cultural del istmo con sus variados contrastes que ha maravillado a infinidad de viajeros, se vuelve un ingrediente de vulnerabilidad para el éxodo que se mueve con lo mínimo, claramente reflejada en su llegada al campo deportivo, ubicado al pie de la carretera panamericana y junto al rastro municipal; un lugar inadecuado, sin luz, sin agua ni condiciones de higiene. Muchos migrantes pasan de largo ante el lugar aunque la instrucción de la autoridad municipal era concentrarse en ese espacio y no ocupar el centro de la ciudad.

Condiciones del lugar

exodo.matias.6La Misión de Observación del Éxodo Migrante ha hecho énfasis sobre las condiciones de los espacios de recepción que deben posibilitar y garantizar la atención adecuada de las personas, especialmente a niñas y niños. En tal sentido, hoy (1 de noviembre) constatamos que las instalaciones que las autoridades municipales, en coordinación con los gobiernos Estatal y Federal pusieron a disposición para la estancia no fueron humanamente dignas. A diferencia del día anterior en que niñas y niños contaron con ciertas condiciones para la higiene, el descanso y recreación, lo que a su vez ayudó al cuidado familiar y procuró cierto descanso a las mamás; en Matías Romero, al contrario de lo que ocurrió en Juchitán, la disposición de las autoridades municipales dejó mucho que desear; el lugar que destinaron para la pernocta estaba rodeado de maleza y por la noche no hubo iluminación adecuada –solamente dos focos para todo el espacio. Se respiraba el mal olor que emanaba del rastro municipal y se impregnaba al olfato, sólo el enorme cansancio pudo lograr que la gente dormitara en condiciones tan lamentables. Había unos cuantos sanitarios que se instalaron al anochecer. El baño fue a chorros de agua lanzados desde una pipa, por lo que mujeres y hombres- se bañaban juntos, no había suficiente agua para la limpieza, en contraste con el terreno húmedo. La instalación apresurada de carpas y una estructura metálica que proveía una leve sombra fueron insuficientes ante el calor durante el día y a lluvia anunciada por el bochorno desde la tarde y que finalmente se desató durante la noche.

Réplicas de solidaridad

Hay que hacer énfasis en el espíritu solidario de los habitantes de los pueblos del Istmo, en este caso, Matías Romero, que desde la llegada del éxodo a Tapanatepec y aunque en ese momento no estaba considerada la ruta por la zona norte, donde también radican mixes, zapotecos de los Petapas, barreños y otras comunidades, emprendieron su propia caravana de solidaridad hacia Tapanatepec, Niltepec y Juchitán.

Aunque la llegada intempestiva del éxodo, no dejaron de recibirlos con calidez, tanto en el trayecto, como en su difícil estancia en esta ciudad quienes a pesar de la improvisación del paso del éxodo migratorio, abrieron las puertas de sus casas, negocios y permitieron que mujeres, hombres y niños pudieran protegerse de las lluvias. La actitud humanitaria del comercio local, no obstante el movimiento propio de la celebración del Día de Muertos, desde negocios de agua embotellada, tortillerías, restaurantes así como comerciantes del mercado municipal que se sumaron a los donativos. Otros más, gente de la población dispuso alimentos, tacos, café y pan; a diferencia de las migraciones itinerantes, ahora es todo un pueblo caminando compuesto de una curiosa diversidad, desde las nacionalidades hondureñas, guatemaltecas y salvadoreñas hasta algunas personas de Bolivia, Cuba y Costa Rica, y habitantes del territorio nacional pertenecientes al Soconusco que se han sumado a la travesía.

Consideraciones

La presencia y ausencia institucional de organizaciones gubernamentales y organismos no gubernamentales que tienen entre sus objetivos principales la atención de la emergencia y la activación de ayuda humanitaria, nos hace pensar que se ejecuta a nivel oficial un mapeo socio político para lucrar con la desventura del éxodo migrante. Cierto que hubo poco tiempo para preparar la llegada a esta ciudad, lo que esta misión observa es que desafortunadamente no existen espacios ni capacidad de respuesta ante cualquier contingencia, lo que es grave tratándose de una zona sísmica, que además está atravesada por ductos de combustible, y donde no hay una estación de bomberos en decenas de kilómetros a la redonda.

Se insiste en la necesidad de la presencia de médicos, ambulancias y personal capacitado para atender las urgencias de salud dentro la población más vulnerable del éxodo migratorio, niñas, niños, adolescentes y mujeres embarazadas ya que las condiciones insalubres a las que se expusieron, la nula disponibilidad de agua potable para cubrir las necesidades de higiene, las altas temperaturas y las lluvias, puede desencadenar cuadros de salud que pueden ser prevenibles.

Lamentamos y compartimos la preocupación que en algunos ayuntamientos municipales no se esté trabajando la prevención de riesgos como una medida estratégica para enfrentar emergencias y contingencias que tengan que ver con el desarrollo de una cultura para la prevención de desastres.

Valoramos la presencia de Organismos de Derechos Humanos, Organizaciones Civiles y periodistas de distintas partes del orbe, los conminamos a no desfallecer en el seguimiento puntual de los acontecimientos que hoy marcan a este país y la dinámica que se establece con el éxodo migratorio.

ORGANIZACIONES FIRMANTES

Pobladores Oaxaca.

Coalición Obrera Campesina Estudiantil del Istmo - ML

Red Nacional de Promotoras y Asesoras Rurales (RedPAR)

Centro de Derechos de las Víctimas de Violencia, Minerva Bello.

Centro de Derechos Humanos Tepeyac del Istmo de Tehuantepec, A.C.

Red de Defensoras y Defensores Comunitarios de los Pueblos de Oaxaca

Articulación de Pueblos Originarios del Istmo Oaxaqueño en Defensa del Territorio

___

MISIÓN DE OBSERVACIÓN – ÉXODO DE MIGRACIÓN LATINOAMERICANA 02 de noviembre - Los fieles difuntos

El día de hoy la caravana, al contrario de otros días, inicia su andar en Matías Romero de manera desorganizada; quizá las condiciones inhumanas del día anterior les han impedido reposar las fuerzas e iniciar con energía, sin embargo, la inercia los mueve, saben que la mejor manera de continuar es permanecer en el contingente mayor. Y así, sin poder llevar consigo las cobijas y la ropa empapada, deciden hacer un ejercicio de desapego, sacuden sus pies con decisión y avanza bajo el alba que empieza a despuntar.

Si alguna característica ha tenido este éxodo masivo de migrantes centroamericanos, ha sido el contraste permanente entre un día y otro. La toma de decisiones colectivas, la manera cómo conquistan el camino, en algunas partes con la certeza que da un transporte, en otras partes valiéndose por sus propios medios para avanzar. En este sentido, los contrastes también han marcado las poblaciones que les han recibido; el actuar de las instituciones gubernamentales entre un lugar y otro también son evidentes, por una parte, se enuncia toda la disposición de colaborar, pero también deciden fumigar un hotel abandonado que ha sido tomado como refugio, exponiendo a mujeres, hombres, niñas y niños que ante la imposibilidad de guarecerse del sol bajo mejores condiciones, buscaron refugios alternos.

Sin embargo, en este entramado de contradicciones, una cosa es manifiesta: la solidaridad de la gente de los pueblos, que extienden no sólo las manos sino el corazón para abrigar al desprotegido. Gente que no se amilana, que se apropia de los espacios sobre la carretera que va de Matías Romero a Acayucan y que reparte hasta raspar la olla. Despiden a sus fieles difuntos entre las velas y el aroma místico del copal y el cempasúchil, pero también ofrendan a los vivos con bolsas y botellas de agua, galletas, pan y enlatados. Los tamales, la fruta, el chocolate y el café no sólo son parte de la ofrenda, se vuelven señales de solidaridad, de empatía, de esperanza, de cualquier cosa que nutra la fuerza y el espíritu para seguir en el camino. Y así, con el ánimo renovado y con la certeza de saberse acogidos por las comunidades istmeñas de Oaxaca, el éxodo de migrantes reanuda su marcha con el ánimo de vivir una vida diferente y en colectividad. Semanas de convivir y auto-organizarse templan a este grupo -mayoritariamente de jóvenes, muy jóvenes- que ha inundado los caminos y comunidades oaxaqueñas para demostrar que la vida se busca, se provoca y se le da sentido. Y así, las ánimas vuelven sus pasos sobre el camino de velas y flores mientras el éxodo emprende su camino hacia el siguiente punto sobre la geografía.

En el pueblo de Donaji, todavia territorio Oaxaqueño, las hermanas y hermanos migrantes, fortalecid@s por la solidaridad de los traileros y otros vehículos que les permiten subirse, deciden seguir camino adelante ya por tierras veracruzanas, sin orden alguno, pero con la fortaleza y admirable valentía por buscar este sueño de una mejor vida para sus hijos e hijas.

“Ya llegaron a Sayula” nos informan! Como cien ya, con niños y niñas. Y siguen llegando… ya el contingente completo se desplaza par alla; 1000 en Acayucan, nos señalan, 2000 en Oluta, el resto en el campo deportivo, pero la lluvia amenaza, y muchos se trasladan hacia el cercano mercado municipal. ¿Completo? Casi completo: 18 personas desde Matias Romero, decidieron pedir su regreso voluntario. Estan el grupo Beta de migracion y la defensoría de derechos humanos de los pueblos de Oaxaca atendiendo. Angustios@s, estan esperando el camión que les regresara directamente a la frontera - solo una hora o dos de tramite, les dijeron (poco probable) y casi ya estarán de vuelta en su casa…

En Donaji, también, el primer equipo de la misión de observación-Veracruz nos despedimos del equipo Oaxaqueño, muy agradecid@s nosotr@s por el compartir de sus experiencias y la introducción a este compromiso que hicimos de estar acompañando este éxodo a la vez tan dolido y tan esperanzado por el sueño de una mejor vida… “Mujeres y niñ@s, que suban primero”. Otros y otras siguen caminando. Muchas carriolas con niños, con niñas… rebasamos un ciclista; ¡“este también viene con nosotras” dice la señora, con cierto orgullo y cariño!

Uno que otro grupo rezagado, auxiliados por los federales, sorprendidos (es gente “educada” nos dicen) y nosotr@s sorprendid@s por su manifiesta empatía con las mujeres, los niños, las niñas, los jovencitos y jovencitas que van caminando. La mayoría ya estan en Sayula. Muy de noche, nos informan de dos accidentes, dos jovenes que se cayeron de los trailers; uno se rompió la pierna, pero no sabemos donde lo internaron, probablemente en Matias Romero; el otro esta atendido en el hospital de Oluta. Hacemos un llamado atento a la Defensoría de derechos humanos de los pueblos de Oaxaca y a la Comisión Estatal de Derechos Humanos del Estado de Veracruz para que presten toda la atención requerida a estos dos jovenes.

0211.6Tierra veracruzana ¡ahí esta la banda jaranera del colectivo jaranero “Son altepee”! ¡Gracias compas! Alegría, risas para olvidar un rato el cansancio de la noche sin dormir con esta lluvia que convirtió el suelo en fango apestoso y la angustia cotidiana de esta travesía.

Mas tarde viene la reunión con la coordinación del éxodo, las instituciones, los representantes de diversos sectores de la Iglesia Católica y organizaciones presentes. El gobierno del Estado de Veracruz pondrá más de 100 autobuses para que todos y todas puedan llegar directamente a la ciudad de Mexico donde los recibirán en el “Deportivo Mixuca”. Ya en la asamblea nocturna, estallan los gritos “Viva Mexico”, “Viva Mexico”! Nosotr@s acompañaremos con una camioneta y algunos chavos jaraneros iran en los camiones como parte de esta misión de observación. Vari@s se ofrecen para apoyar con los gastos.

Todo va bien, y nos retiramos rumbo a la casa de uno de los chavos jaraneros para redactar este informe y descansar, cuando nos llega la mala noticia: EL GOBIERNO DEL ESTADO DE VERACRUZ DECIDIÓ CANCELAR EL APOYO DE LOS AUTOBUSES PORQUE EL GOBIERNO DE LA CIUDAD DE MEXICO INFORMÓ QUE NO ACEPTABA LA LLEGADA DE LA CARAVANA BAJO EL PRETEXTO DE LA FALTA DE AGUA EN ESTOS DIAS.

Regresamos a la explanada del mercado municipal para presenciar una nueva reunión: informan que hasta el lunes podrán viajar a la ciudad de Mexico con los autobuses y que por mientras se les garantizara a l@s migrantes la estancia con alimentos en los albergues de la región. Un@s compañer@s empiezan a buscar alternativas para poder aprovechar los autobuses y llegar a Orizaba/Córdova, a Puebla o en el Estado de Mexico. Pero nuevamente informan que el abastecimiento de agua esta garantizado en el Deportivo Mixuca. Comunicamos la situación. Organizaciones asistentes en el Foro Social Mundial de Migraciones que se realiza en la ciudad de Mexico, precisamente en estos días deciden intervenir con el gobierno de la Ciudad; otros proponen un lugar alterno como la UNAM; pero informan que ya no hay problema con la sede, que el gobierno de la Ciudad de Mexico da marcha atrás reconociendo que el tema de la falta de agua esta resuelto. Faltan los autobuses. El gobernador del Estado de Veracruz se reunirá con su gabinete mañana a las 11 de la mañana, pero las y los migrantes se reunirán desde las 5 de la mañana…

El apoyo solidario sigue hasta de madrugada, no falta el café… ¡pero el pan de muerto ya se acabó!

DADAS LAS CONDICIONES DE VULNERABILIDAD DE LA POBLACIÓN MIGRANTE EN ÉXODO, LA MISIÓN DE OBSERVACIÓN HACEMOS UN LLAMADO

  • AL GOBIERNO DEL ESTADO DE VERACRUZ A CUMPLIR CON LOS COMPROMISOS ESTABLECIDOS CON LA CARAVANA Y A GARANTIZAR LA SEGURIDAD Y LOS DERECHOS HUMANOS DE LAS Y LOS MIGRANTES DURANTE TODO SU TRAYECTO EN TIERRAS VERACRUZANAS;
  • AL GOBIERNO DE LA CIUDAD DE MÉXICO A QUE RECIBA LA CARAVANA;
  • EN AMBOS CASOS, VERACRUZ Y CIUDAD DE MÉXICO, QUE SUS RESPECTIVOS GOBIERNOS PRESTEN ESPECIAL ATENCIÓN A NIÑAS, NIÑOS Y MUJERES EMBARAZADAS;
  • A LOS ORGANISMOS DE DERECHOS HUMANOS Y AYUDA HUMANITARIA PRESENTES, A CONTRIBUIR CON ENÉRGICA DECISIÓN CON AUTORIDADES Y SOCIEDAD CIVIL PARA EVITAR LA REVICTIMACIÓN DE FAMILIAS Y PERSONAS MIGRANTES.

ORGANIZACIONES FIRMANTES

Red Nacional de Promotoras y Asesoras Rurales

Centro de derechos de las victimas de violencia, Minerva Bello

Red de Defensoras y defensores Comunitarios de los pueblos de Oaxaca

Centro de Derechos Humanos Tepeyac del Istmo del Istmo de Tehuantepec A.C.

Centro de Derechos Humanos de los Pueblos del Sur de Veracruz Bety Cariño A.C.

Fuente https://www.educaoaxaca.org/


Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | | Estadísticas del sitio | Visitantes : 13 / 4316189214

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio Noticias   ?

Sitio desarrollado con SPIP 3.0.22 + AHUNTSIC

Creative Commons License