Ké Huelga Radio

Publicar un mensaje

En respuesta a:

Nebulosa - Emisión especial del 27 de septiembre de 2017

Jueves 28 de septiembre de 2017

Amigxs, aquí les compartimos la emisión especial del 27 de septiembre de 2017, en la cual hablaremos de la movilización social frente a la catástrofe y del cumplimiento de los 3 años de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.


Frente a la catástrofe, las masas de pie!

Huracanes, tormentas, sismos y sus réplicas: llueve sobre mojado en México. Y esta vez la catástrofe tocó Ciudad Monstruo donde los sismos y el crimen llamado capitalismo derrumbó decenas de edificios. Hasta el 25 de septiembre el saldo es de 331 muertos, principalmente en la capital y en el estado de Morelos. De estos hechos ha nacido una profunda transformación: decenas de miles de personas en las calles, millones de personas ayudando de todas las formas posibles, actuando colectivamente para defender la vida en las ciudades y pueblos del país y en el extranjero. Esta semana rescatamos algunos trazos de este tsunami social que nos ha movido y conmovido profundamente.

Todas y todos haciendo frente a la emergencia. En todo el país y muy especialmente en Ciudad Monstruo, las masas se levantaron para hacer lo que gobiernos y fuerzas armadas no saben hacer: salvar vidas y recuperar con dignidad los cuerpos de las personas fallecidas. Un río de solidaridad recorrió la ciudad y en cada sitio donde se necesitaba rescatar personas atrapadas, mover escombros, curar y transportar heridos, dar alimento y cobijo a las personas damnificadas, y cualquier otra tarea que podamos imaginar, ahí estuvieron las masas anónimas y conscientes, creando y cuidando las vidas. La gran lección que sacamos de estas jornadas de movilización social es la creación de confianza en nosotras y nosotros: en colectivo podemos todo, pues el mundo lo hacemos nosotros y nosotras.

Las masas en movimiento desafiaron las pesadas cadenas que nos atan: la pasividad, la desconfianza, el egoísmo, la dependencia frente al sistema. De golpe, miles de personas pusieron en riesgo sus vidas para tratar de salvar a quienes quedaron atrapados entre los escombros, otras tantas se movilizaron para conseguir lo necesario para el rescate y para cuidar a los damnificados y a quienes trabajaban en las construcciones afectadas: en unas cuantas horas, una ciudad instantánea, frágil y fluida, se levantó y se mantuvo viva por cuatro o cinco días. Acá compartimos fragmentos de lo que pudimos escuchar en estas jornadas de lucha y esperanza:

En la Unidad Habitacional Tlalpan se colapsó un edificio causando fuertes pérdidas. Acá compartimos tres testimonios grabados entre el 19 y el 22x de septiembre:

Ahora escucharemos algunos testimonios de compas que participaron en las tareas de acopio.

En la colonia del Valle hubo varios derrumbes y también ahí se organizaron brigadas de rescate. Compartimos palabras de uno de los responsables de las brigadas en el campamento de Eugenia.

Una movilización tan amplia e intensa sólo puede producirse como confluencia, como amalgama de voluntades y visiones diversas que se unifican en torno a un reducido número de objetivos comunes. En medio de ese flujo, la Brigada feminista se distinguió por crear un espacio de participación que atrajo a muchas compañeras, dirigiendo su acción a poner en evidencia la situación de las trabajadoras atrapadas en el derrumbe de las fábricas en Chimalpopoca y Bolívar. Poniendo el cuerpo y denunciando la ineptitud de las autoridades y las fuerzas armadas que querían limpiar el predio con maquinaria pesada a pesar de haber aún mujeres atrapadas, la Brigada feminista mostró que es posible hacer frente a estos poderosos enemigos si tenemos un objetivo claro y nos mantenemos unidas. Su consigna “La vida de una trabajadora vale más que toda la maquinaria” resume el aire de los tiempos: hay que detener la máquina para que no siga acabando con nosotras y nosotros. Como culminación de sus intervenciones, integrantes de la brigada y compas feministas organizaron un acto de memoria el sábado domingo 25 de septiembre. Compartimos un fragmento de lo que ahí se dijo:

Autoridades y fuerzas armadas sí saben hacer una cosa: contrainsurgencia. Los diferentes niveles de gobierno y sus fuerzas armadas aplicaron la misma estrategia con la que han combatido las luchas sociales en la última década: declarar que solucionarán los problemas, usar la represión para aislar las alianzas emergentes y usar grandes dosis de mentiras transmitidas por los medios masivos de intoxicación para anestesiar a la población que permanece pasiva. Como en otros momentos, los gobiernos apostaron al desgaste que disperse la energía social de los días recientes. La cerrazón de los gobiernos, la inutilidad de las instituciones y los golpes represivos y mediáticos, nos plantean una enorme pregunta que hasta ahora permanece sin respuesta: ¿si no es protestando ante las autoridades y reivindicando que las instituciones cumplan sus tareas, cómo podremos cambiar nuestras vidas?

No olvidar las otras regiones afectadas. La irrupción citadina ha atraído la atención pública y la acción colectiva hacia la capital. Sus éxitos no deben invisibilizar la terrible situación que viven miles de personas en otras regiones, igualmente afectadas por las catástrofes vividas. Una de las grandes conquistas alcanzadas es la solidaridad para todas y todos quienes sufren en el país.

Las catástrofes no son sólo naturales, es el maldito capitalismo. ¿Quién puede detener un huracán o un sismo? ¿Quién es responsable por estas catástrofes? Es cierto que la Madre Tierra tiene formas de actuar que las sociedades no controlan, pero ya es bien sabido que la emisión de gases como el dióxido de carbono provoca que la temperatura del planeta aumente y ese calentamiento hace que las tormentas sean cada vez más intensas y destructivas. En Ciudad Monstruo la caída de los edificios no se debe sólo a la fuerza de los sismos sino a la extracción de agua subterránea en suelos de por sí blandos, a la criminal irresponsabilidad de las inmobiliarias de utilizar materiales inadecuados o de bajísima calidad, y a la corrupción de autoridades que se llenan los bolsillos para permitir la construcción de estas verdaderas trampas mortales. Lo que estamos viviendo tiene responsables y debemos conseguir que rindan cuentas…

Conforme las personas atrapadas sean rescatadas, el gris cotidiano volverá a instalarse: volveremos al trabajo, a la escuela, al desempleo, al aislamiento citadino. Sin embargo, todas y todos tenemos la posibilidad de mantener vivo lo que aprendimos durante la irrupción de estos días funestos y luminosos: no necesitamos al estado, al gobierno o a las instituciones; en colectivo lo podemos todo, hasta crear otra vida. Desde este espacio saludamos a todas las personas que no se quedaron en su casa y llamamos a seguir pendientes de quienes siguen necesitando nuestra solidaridad: la lucha sigue!


3 años y seguimos gritando: ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos! ¡Verdad y justicia para Ayotzinapa!

El 26 de septiembre de 2017 se cumplieron 3 años de los brutales ataques durante la noche del 26 y la madrugada del 27 de septiembre de 2014, en los cuales desaparecieron 43 estudiantes, otros tres normalistas fueron asesinados y uno más diagnosticado con muerte cerebral. Durante las agresiones de hace tres años, también resultaron asesinados por el operativo conjunto de polícias municipales, estatales y federales, militares y narcotraficantes el chofer Víctor Manuel Lugo Ortiz,el futbolista David Josué García Evangelista, de 14 años de edad y Blanca Montiel Sánchez.

Como desde hace tres años seguimos exigiendo la presentación con vida de nuestros 43 compañeros ausentes y también verdad y justicia por lo ocurrido aquella noche en Iguala, Guerrero. El sábado 23 de septiembre las madres, padres y familiares de los normalistas ausentes y asesinados anunciaron una serie de cambios a la Jornada de Acción por Ayotzinapa, que se realizaría en los próximos días, especialmente para mostrar respeto y solidaridad con lxs afectados por el sismo del 19 de septiembre en la Ciudad Monstruo, Morelos y Puebla.

De esta forma, el lunes 25 de septiembre, luego de haber realizado una acción de protesta en el cuartel militar del 27 batallón de infantería de Iguala, Guerrero, los padres, madres y familiares de los normalistas desaparecidos junto con estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa iniciaron el recorrido de una caravana de apoyo a damnificados denominada “Brigadas Humanitarias 26 de Septiembre” que partieron de las instalaciones de la normal en el municipio de Tixtla rumbo a los estado de Morelos, Chiapas, Oaxaca, Puebla y la Ciudad de México.

Las “Brigadas Humanitarias 26 de Septiembre” conforman una caravana de 26 autobuses repletos de paquetes de papel higiénico, productos alimenticios enlatados, medicina y agua que seguirán recorriendo diversas localidades afectadas por el sismo para entregar apoyo y mostrar solidaridad ante la tragedia.

Para el 26 de septiembre, las madres, padres y familiares de los 43 normalistas desaparecidos convocaron a una movilización silenciosa en la Ciudad Monstruo, especialmente para mostrar respeto y solidaridad para los afectados del sismo del 19 de septiembre. A partir de las 4 de la tarde comenzó la concentración de personas en torno al Ángel de la Independencia, donde antes de iniciar la caminata silenciosa se realizó un acto religioso dedicado a las víctimas que murieron durante el sismo. Posteriormente inició la caminata hacia el Antimonumento a los más de 43 desaparecidos.

JPEG - 58.2 KB

La marcha silenciosa reunió a miles de personas, integrantes de colectivos, organizaciones, familias y sobre todo jóvenes en las calles de Ciudad Monstruo, lxs mismos que han salido día y noche a apoyar a los afectados del sismo desde el martes 19 de septiembre.Durante la caminata pudimos conversar con diversxs compas, quienes nos hablaron de la importancia de estar acompañando a las madres y padres de los 43 normalistas y la movilización social en la ciudad a raíz del temblor:

JPEG - 65.8 KB

Al llegar al Antimonumento a los más de los 43, se llevó a cabo un mitin político en donde subrayaron que no van a dejar de luchar hasta llegar a la verdad sobre lo ocurrido con sus hijos. Don Mario Gonzalez agradeció a toda las gente que acompañado la lucha de las madres y padres de los normalistas para exigir la presentación con vida de sus hijos; también agradeció a los centros de derechos humanos que han jugado un papel importante en la exigencia del esclarecimiento de los hechos. También comentó que las madres y padres no se van a cansar de luchar hasta encontrar verdad y justicia.

Don Emiliano Navarrete dijo lo siguiente: Hoy se cumplen tres años de la cobarde agresión a nuestros jóvenes, tres años de lucha, ¡y no tenemos nada!. No hemos logrado que este pinche gobierno dé con el paradero de nuestros hijos”.

JPEG - 259 KB

La señora Cristina Bautista agradeció la presencia de los asistentes a la marcha silenciosa. Comentó que después de tres años siguen exigiendo justicia y no van a permitir que el caso “quede en la impunidad”. También dijo que hay muchas evidencias y líneas de investigación señaladas por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes que la Procuraduría General de la República no ha tomado en cuenta, ha omitido o escondido, pero las madres y padres no se cansarán de exigir justicia.

La señora Maria Elena, leyó un documento a nombre del Comité de Madres y Padres de los 43 normalistas desaparecidos. Escuchemos sus palabras:

JPEG - 227.6 KB

Paralelamente, se llevaron múltiples marchas silenciosas y mitines políticos en diversas ciudades del país. En Guerrero, una comisión de madres y padres de los estudiantes ausentes, acompañados por normalistas marcharon en silencio desde la Normal de Ayotzinapa hacia el centro de Tixtla. En Chiapas, también se llevaron a cabo acciones en Tuxtla Gutiérrez y San Cristobal de las Casas. En Tlaxcala, cientos de normalistas también llevaron a cabo acciones. En Cancún, Quintana Roo, docentes y alumnos del Colegio Kukulcán participan con un acto cultural en el tercer aniversario de la desaparición forzada de los 43 estudiantes de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, Guerrero. En el Istmo de Tehuantepec, la caravana de las “brigadas humanitarias 26 de septiembre arribó a Juchitán, donde no hubo acto político, sino una movilización masiva de normalistas de Ayotzinapa quienes repartieron víveres entre los afectados por el sismo del 7 y 23 de septiembre.

La lucha por justicia para Ayotzinapa enfrenta un momento muy difícil. El gobierno federal apuesta por el desgaste… Los familiares y sus aliados debemos encontrar caminos para seguir ejerciendo presión continuamente, día día y mes con mes mientras no haya resultados ni seguimiento a las cuatro líneas de investigación propuestas por el Grupo Interdiciplinario de Expertos Independientes. Por lo pronto, mostramos que después de 3 años de la desaparición de los normalistas el descontento sigue siendo generalizado y que somos muchísimas personas y organizaciones que seguiremos luchando hasta devolver con nosotr@s a los 43 normalistas. Justicia y solidaridad son las consignas del momento…

JPEG - 37.8 KB

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?
  • Conectarse
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.

Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | | Estadísticas del sitio | Visitantes : 4315623655

Seguir la vida del sitio es    ?

Sitio desarrollado con SPIP 3.0.22 + AHUNTSIC

Creative Commons License